“Preparémonos para la Pascua con la conciencia de que podemos ser salvación y esperanza para las personas que viven a nuestro lado.

Si sabemos acoger al otro como hermano, podemos ser resurrección el uno para el otro. Intenta llegar a Pascua con este pensamiento:

Soy fuente, quiero ser fuente de nueva vida, de resurrección ".

(Don zeno)

Deseamos una Pascua santa para que, imitando a Cristo, cada cristiano sea una fuente de vida para quienes viven a su lado.