Pascua Es una gran fiesta, nos recuerda el punto de victoria de Cristo. Victoria sobre los hombres, sobre el mundo, sobre la muerte.

Con la resurrección abrió a los hombres la redención y garantizó esto: "Estaré contigo hasta el fin de los tiempos".

También garantizó que, si tenemos fe, moveremos las montañas.

"Cuando alguno de ustedes esté unido en mi nombre, estaré en medio de ellos". De modo que la fiesta de la Pascua es una fiesta en la que estamos verdaderamente invitados a la alegría, a la alegría, a la satisfacción, a la certeza de que, si tenemos fe, hacemos grandes cosas.

Don Zeno - 14 de abril de 1963